Share Compartir en facebook Compartir en twitter
Send to a friend
   

Tools: Print

Enoturismo

Argentina, la elegida por el turista gay

1 de Junio, 2011 por Laura Saieg | en Noticias, Turismo

El país se posiciona como una de las plazas elegidas por los turistas gay del mundo. El vino, las bodegas y el paisaje son los atractivos más importantes.

De los cinco millones de turistas que Argentina recibió en 2010, un 17,8% pertenecen al colectivo LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). Buenos Aires, seguido de Mendoza, son los destinos más amigables para la comunidad gay.

En el caso de Mendoza, el atractivo recae por la diversidad de actividades, así como la recepción del personal capacitado; los paquetes relacionados al enoturismo son los más buscados.

Esta realidad se presenta como una oportunidad más que interesante teniendo en cuenta que el turista gay es un cliente potencial, ya que sus gastos no recae en una familia, sino que su sueldo va prácticamente orientada al ocio, diversión, placer, cultura y educación.

Desde la Cámara de Comercio Gay y Lésbica de la Argentina (CCGLAR) realizaron un estudio para conocer los gustos y tendencias de este segmento, entre ellos uno de los datos reveladores es que el vino es la bebida preferida.

De esta forma, es un consumidor que gasta más en sus viajes. Según Pablo de Luca, presidente y fundador de CCGLAR el gasto promedio por día es de USD 200, mientras que el de los heterosexuales es de USD 120. A su vez, el periodo de estadía de este segmento es mayor, ya que hablamos de que se quedan aproximadamente 12 días, mientras que los heterosexuales tienen un promedio de 7 días, además estos último viajan aproximadamente dos veces al año, mientras que los gay viajan entre 6 o 7 veces al año.

A su vez, un dato más que positivo es que además el gran porcentaje de enoturismo gay que hay en Argentina está dado por un público internacional, principalmente de Brasil, Estados Unidos y Europa.

Ante este panorama es que hoy no sólo hay agencias dedicadas 100% a gays, sino que también las bodegas ya comienzan a ofrecer paquetes sólo para este segmento.

En este sentido, desde las bodegas remarcaron que todos los paquetes son los mismos, la diferencia está en el personal que los recibe, sus modales y si están capacitados para recibir a este segmento. En base a esto, es que podemos decir que un lugar es “gay friendly”.

Este es el caso de Trapiche, que según destacó Gastón Re, gerente de Turismo, la bodega ha comenzado a recibir y les ofrecen paquetes diferentes. “Este segmento muchas veces es más culto, ha viajado más por el mundo, y tiene una cultura del vino. En este sentido, cuando nos han llegado tratamos de que el personal esté capacitado adecuadamente, y en su momento hemos ofrecido paquetes con degustaciones privadas, con diversos vinos, y sin el recorrido típico de la bodega”.

Celina Bertoni, encargada de turismo de Bodega Renacer, destacó que ellos no ofrecen particularmente un paquete para este segmento, sin embargo “una de las diferencias a la hora de recibirlos en la bodega es que el turista gay es más sofisticado y detallista a la hora de seleccionar servicios turísticos, por lo que debemos ser más cuidadosos en este sentido”.

Finalmente, de Clos de Chacras, destacaron que ellos sí observan diferencias. “El turista gay viene más predispuestos a aprender, están más metidos en el tema, conocen más del vino y son mucho más exigentes”.

Linkedin Google Yahoo! Delicius
Send to a friend
   

Tags: , , ,

- Deje su comentario


Deje su comentario

Admin tools: Edit this entry.