Share Compartir en facebook Compartir en twitter
Send to a friend
   

Tools: Print

El bajo consumo de alcohol durante el embarazo, ¿es aceptable?

14 de Agosto, 2012 | en Noticias

Según investigaciones, beber hasta seis copas de vino por semana no produce efectos negativos en los niños.

Cinco estudios coordinados por la Universidad Aarhus en Dinamarca no encontraron evidencias de efectos adversos a causa del bajo o moderado consumo de alcohol por parte de las mujeres durante el embarazo. La investigación, publicada en  British Journal of Obstetrics & Gynecology (Revista Británica de Obstetricia y Ginecología), reveló que aquellos niños que nacieron de madres que bebieron moderadamente durante el embarazo presentaron un buen desarrollo en los exámenes intelectuales y emocionales al igual que otros niños. A pesar de estos resultados, los autores continúan recomendando a las mujeres no consumir alcohol durante el embarazo.

El fuerte consumo de alcohol es un gran riesgo de déficits en el desarrollo neurológico y discapacidad de por vida en el feto. Sin embargo, un informe reciente del “Centro estadounidense para el control y prevención de enfermedades” observó que más del 14% de las mujeres embarazadas de mediana edad entrevistadas manifestaron beber alcohol durante el embarazo.

Ulrik Schioler Kesmodel, ginecólogo y epidemiólogo en salud pública de la universidad y autor principal de uno de los estudios, expresó que no existe una clara orientación sobre la posibilidad de que el alcohol estrese a las embarazadas, quienes pueden sentirse innecesariamente culpables al consumir algo de alcohol. “Ahora, con estos estudios científicos las mujeres están más tranquilas con respecto a este tema”, comentó Kesmodel a Wine Spectator.

Los autores del estudio dijeron que esta es la primera vez que investigadores médicos realizan un estudio tan coordinado y variado sobre el impacto del consumo de alcohol prenatal. Los resultados se basan en pruebas de inteligencia realizadas a 1.628 infantes daneses, analizadas conjuntamente con los cuestionarios realizados por sus respectivas madres sobre el consumo de alcohol. En un estudio, los niños fueron examinados clínicamente y luego participaron de cinco exámenes verbales y cinco de rendimiento. En otro estudio, en cambio, se centró la atención en la conducta del niño a solas y con sus pares.

Según cada uno de los estudios, los bebés de las madres que consumieron de una a seis unidades de alcohol por semana demostraron ser tan inteligentes y bien desarrollados como los infantes de las madres que se abstuvieron de hacerlo. (Una unidad equivale aproximadamente a una copa de vino de 147 cm3, aunque el contenido alcohólico varía).

En el caso de las mujeres que manifestaron un consumo eventual, hasta cinco unidades por ocasión, sus bebés también se desempeñaron bien en las pruebas de inteligencia. Sin embargo, según el estudio, estas mujeres no presentaban un hábito regular de consumo. Otro  estudio observó un impacto negativo en el período de atención de los infantes cuyas madres consumían nueve o más unidades por semana.

Los autores no dudaron en señalar que la abstinencia de alcohol sigue siendo la mejor opción durante el embarazo ya que aún no se ha comprobado un límite seguro. “El Organismo Danés de Salud y Medicina recomienda que las mujeres se abstengan totalmente de consumir alcohol durante el embarazo, no obstante otros estudios indican que aproximadamente la mitad de las embarazadas no se abstienen del todo”, dice el informe.

“Las mujeres embarazadas no deberían beber cierta cantidad de alcohol, ya que éste no es probablemente beneficioso durante el embarazo”,  aseguró Kesmodel a Wine Spectator. “Sin embargo, también creemos que nuestro actual estudio sugiere que el consumo ocasional de una pequeña cantidad no es motivo de preocupación”.

Traducción: Carolina Lucesole

Fuente: http://www.winespectator.com/webfeature/show/id/47085

Linkedin Google Yahoo! Delicius
Send to a friend
   

Tags: , ,

- Deje su comentario


Deje su comentario

Admin tools: Edit this entry.