Share Compartir en facebook Compartir en twitter
Send to a friend
   

Tools: Print

Reporte

Menor producción en las cosechas del Hemisferio Sur

7 de Septiembre, 2012 | en Noticias, Últimas noticias

Nathan Wesley, James Molesworth, Augustus Weed, MaryAnn Worobiec de Wine Spectator, hablan de los resultados de las vendimias en los principales países vitivinícolas del Hemisferio Sur. Las caídas registradas van del 15% al 25%.

No hay nada más emocionante que las perspectivas de una nueva cosecha. Esta nota incluye un breve panorama de la cosecha 2012 recientemente finalizada en el Hemisferio Sur, con comentarios de sus protagonistas.  Para más información de cada región, visite www.winespectator.com/sharvest2012.

ARGENTINA

En Mendoza, el corazón de  la Industria vitivinícola argentina, los enólogos vivieron otra temporada desafiante. Comenzó con heladas y fuertes vientos, lo que provocó una reducción del rendimiento en algunas variedades. Luego, el periodo de diciembre a febrero trajo el calor. Sin embargo, en la segunda semana de marzo, llegó el tiempo fresco y nublado. La maduración de las uvas se retrasó y la cosecha se realizó dos semanas más tarde de lo normal.

Más al norte, en Salta, el año comenzó con granizo, fuertes lluvias y días nublados que duraron hasta marzo. Abril, sin embargo, trajo consigo los días cálidos y soleados permitiendo a los granos una maduración plena. Hacia el Sur, la temporada de la Patagonia comenzó con una primavera cálida, seguida de días y noches calurosas que se extendieron hasta enero. La cosecha se anticipó 10 días.

Según datos del INV la caída en la producción de uvas este año fue del 22%.

CHILEDe norte a sur, Chile lidió con un clima caluroso y seco. Algunos enólogos manifestaron que la temporada fue la más calurosa. “El mayor desafía era realizar la cosecha en el momento correcto y manejar el viñedo de tal manera para proteger la fruta y el regar más para evitar el estrés hídrico”, dijo Francisco Baettig, jefe enólogo de Viña Errázuriz.

Aurelio Montes de Viña Montes manifestó que fue una buena cosecha para las variedades blancas, las que mostraron frescura, carácter típico y niveles de alcohol más bajos que lo usual. Las tintas pusieron a prueba las habilidades de los enólogos, porque los granos son más pequeños y dulces que lo normal, con alto contenido de alcohol pero menor madurez fenólica. “Tendremos que ser muy cuidadosos al extraer los taninos”, explicó Montes. Varios enólogos esperan los mejores resultados de los tintos provenientes de los microclimas más frescos del país.

SUDAFRICA

La temporada 2012 comenzó con clima seco, seguido de un invierno con niveles de precipitaciones más bajo que de costumbre. Estas condiciones, combinado con un fresco comienzo de la primavera, tuvieron como resultado una menor producción. “El rendimiento se redujo entre un 10 y 50%, dependiendo de cuartel“, comentó Chris Mullineux de Mullineux Vineyards, ubicado en la región Swartland.

La ola de calor típica de febrero del Cabo se adelantó, dándole más tiempo a las vides para recuperarse del calor. El clima fresco y seco prevaleció en la mayoría de la temporada, los azucares aumentaron gradualmente, permitiendo a los productores obtener frutas completamente maduras. “El efecto general de la cosecha fue el nivel de alcohol no resulto muy alto, pero si se alcanzó una excelente madurez fenólica”, agregó David Finlayson de Finlayson Family en Stellenbosch.

AUSTRALIA

Esta cosecha siguió enfrentando desafíos, especialmente en el caso de los productores del litoral este de Australia. En marzo, los monzones llegaron acompañados de 305 milímetros de precipitaciones en Central New South Wales, incluyendo los valles Orange y Hunter, y más al sur en Riverina, en el transcurso de siete días. Afortunadamente, los enólogos habían cosechado la mayoría de la uva antes de las lluvias, y lo peor de las lluvias no alcanzaron a los viñedos ubicados más al sur, en Victoria.

En el sur de Australia, que abarca las regiones de Barossa, McLaren Vale y Limestone Coast, los viticultores reportaron una cosecha muy tranquila con excelentes condiciones climáticas, sin embargo, el rendimiento total sufrió una caída del 20%.

Diferente fue el caso de la costa oeste de Australia. Los productores en Margaret River registraron una producción un tanto mayor, luego de una calurosa y seca temporada de cosecha.

NUEVA ZELANDA

Un diciembre y enero más frescos de lo normal afectó el fruto en la mayoría de Nueva Zelanda, sobre todo en Marlborough, que alberga la mitad de la producción de uva del país, resultando así en un bajo rendimiento. Una encuesta sobre la cosecha realiza a los bodegueros de Nueva Zelanda reveló una caída del 18% en la producción total. No obstante, el productor Allan Scott dijo que una producción menor se traduce en una mayor concentración y mejor equilibrio de dulzura y acidez.

El verano parece nunca llegar, debido a la permanencia de las bajas temperaturas. Sin embargo, el otoño trajo un clima más templado precediendo la cosecha. La cosecha de los frutos se atrasó dos o tres semanas, porque algunos productores decidieron esperar un poco para favorecer a la evolución de los sabores. “Hay que agradecer que la producción sea baja, ya que eso favoreció al proceso de maduración – una mayor producción hubiera demorado aún más”, dijo Scott.

*Traducción: Carolina Lucesole.

Linkedin Google Yahoo! Delicius
Send to a friend
   

Tags: ,

- Deje su comentario


Deje su comentario

Admin tools: Edit this entry.