Share Compartir en facebook Compartir en twitter
Send to a friend
   

Tools: Print

Vendimia en el Hemisferio Sur

Mermas en distintas partes del mundo

30 de Marzo, 2010 por Ma. Soledad González | en Negocios, Noticias

Argentina tiene nuevamente una importante merma en su cosecha, pero no se trata de una situación aislada. Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia, Brasil y Chile también están experimentando dificultades similares. Conozca qué pasa en cada uno de estos países.

No sólo Argentina tiene su cosecha en marcha, sino también sus principales competidores del Nuevo Mundo, quienes también hablan de vendimias reducidas.

Sudáfrica

Según el último comunicado oficial emitido desde ese país, la cosecha en curso tiene una merma que se estima en 62.000 toneladas, comparado con el primer pronóstico de cosecha de enero de 2010. Se estima que la cosecha será de 1.243.449 toneladas -registrando un descenso del 6,5%-, 86. 908 toneladas menos que la cosecha de 2009 y 182.164 toneladas menos que en 2008 cuando fue récord. Sumando vino, jugo de uva concentrado, vino destinado para brandy y vino para destilados, se prevé que la cosecha ascienda a 948,8 millones de litros, calculando una media de recuperación de 763 litros por tonelada de uva.

En detalle, el nuevo pronóstico de cosecha anticipa que con excepción del distrito de Orange River, el resto de los distritos están anticipando que disminuirán su producción en comparación con la estimación de enero. La cosecha en este país se encuentra prácticamente sobre su finalización y uno de los principales problemas a los que se atribuye la baja es que las bayas son generalmente más pequeñas y los racimos más sueltos que de costumbre. Las quemaduras del sol, el viento y los daños por las altas temperaturas, combinado con la escasez de agua de riego en algunos distritos, se han traducido en pérdidas de cosechas. A pesar de esto, los enólogos y viticultores están satisfechos con la calidad de la uva que ha ingresado en bodega.

Con este panorama, los stocks vínicos en este país tendrán una importante merma. El nivel de las existencias quedará en 253 millones de litros para fines de diciembre de 2010, unos 84 millones de litros menos que en 2009 cuando alcanzaba los 337,2 millones de litros.

Nueva Zelanda

Los datos oficiales que llegan desde Nueva Zelanda, país en donde recién durante la última semana de febrero se comenzó la cosecha, indican que esta vendimia será menor que la registrada en los últimos dos años.

Los datos surgen del estudio que realiza anualmente la entidad “New Zealand Winegrowers”. En esta encuesta participan 59 bodegas entre grandes y medianas, que el año pasado aportaron el 88% de lo cosechado. En el comunicado de prensa de la entidad sostuvieron que la cosecha 2010 podría estimarse entre 265.000 y 285.000 toneladas de uva este año. En el peor de los casos, la disminución en este país ascendería a 20.000 toneladas. Un dato interesante, es que al igual que en Argentina, la cosecha actual en Nueva Zelanda tiene, de acuerdo a la región, entre una y dos semanas de atraso en la maduración.

Australia

La Oficina de Estadística de Australia (Bureau of Statistics) advirtió que la cantidad de uvas destinadas a vino se redujo en 1,7 millones de toneladas durante el último ejercicio, de acuerdo a la información publicada por ABC. No obstante, las existencias de vino se mantendrán cerca de los dos millones de litros a pesar de un aumento de las exportaciones y las ventas nacionales. Sin embargo, este año también se prevé una cosecha menor en sitios como Clare Valley en South Australia, que alcanzaría el 25%. La noticia es bien recibida por los australianos que tienen un sobrestock de vino. En términos de precios pagados al productor, aseguran que el precio de la tonelada no superará los U$S 200 la tonelada, lo que indica que la materia prima se paga en este país un 50% menos con respecto a los precios registrados hace tres años atrás.

Brasil

Desde IBRAVIN sostuvieron que la producción de uvas en Brasil sumó un total de 1,34 millones de toneladas en 2009, un 4% menos que en 2008 cuando el total para la vendimia fue de 1,4 millones la tonelada. Según el investigador de “Embrapa Uva e Vinho”, Loiva Maria Ribeiro de Mello, esto se debe a que los productores con la crisis internacional abandonaron parte de sus viñedos y además, la situación se acrecentó por algunos factores climáticos que doblegaron la producción, que venía teniendo un crecimiento positivo desde 2006.

La mayor reducción en la producción de uva en Brasil ocurrió en los estados de Minas Gerais (-14,13%), seguido por São Paulo (-7,79%) y Bahia (-7,15%). Rio Grande do Sul, el principal estado productor de uvas y vinos del país, también disminuyó en un 5%. No obstante, dos estados mostraron un aumento en la producción de uvas: Santa Catarina (16%) y Paraná (0,57%).

Con 737 toneladas, Rio Grande do Sul lidera la producción de uva en Brasil, de la cual representa un 54,5%. En el ranking, aparece en segundo puesto el estado de São Paulo (177,9 mil / ton), Pernambuco (158,5 mil / ton), Paraná (102 mil / ton), Bahia (90,5 mil / ton), Santa Catarina (67,5 mil / ton) y Minas Gerais (11,7 mil / ton).

El investigador señala que en 2009, casi la mitad de la uva producida en Brasil (678 mil / ton) fue destinada para la elaboración de vino, el jugo de uva y aceite, mientras que el resto (667,5 mil / ton) fue utilizado para el mercado de uvas frescas. La superficie implantada con viñedos en Brasil alcanzó las 82,5 mil hectáreas en 2009.

Chile, tras el terremoto

Días después del terremoto, varias entidades en Chile sostuvieron que las pérdidas se estimaban en 125 millones de litros de vino, lo que supone pérdidas económicas por U$S 250 millones.

No obstante, varias empresas que habían parado la recepción de uvas por problemas de infraestructura, ya se encuentran operativas nuevamente y la cosecha empieza a llevarse a cabo con la “normalidad” del caso.

El portal especializado Vendimia CL, publicó que los consorcios del Vino Vinnova / Tecnovid, cuya gerente es Elena Carretero, coordinan con las facultades de ingeniería de la Universidad de Chile y la Universidad Católica un diagnóstico y posterior levantamiento de un manual de prácticas con las que las bodegas y sus estructuras respondieron al terremoto, con el fin de que sea difundido y aplicado por las empresas en caso de futuras catástrofes.

Considerando que Chile es el quinto exportador de vino del mundo y que en 2009 hizo envíos por 693 millones de litros y más de U$S1.381 millones, el aporte internacional es de gran relevancia para la materialización de la ayuda. Por ello, Wines of Chile (WoC), en conjunto con la ONG NESsT, han iniciado la campaña “Levantando Chile”, que busca recaudar aportes en Estados Unidos y Reino Unido, donde Wines of Chile posee oficinas y consumidores fieles ansiosos por apoyar el reimpulso de la industria.

Linkedin Google Yahoo! Delicius
Send to a friend
   

- Deje su comentario


Deje su comentario

Admin tools: Edit this entry.