Share Compartir en facebook Compartir en twitter
Send to a friend
   

Tools: Print

Paul Hobbs nos dice qué esperar de los vinos cosecha 2012

8 de Agosto, 2012 por Redacción | en Noticias, Últimas noticias

Además, el inquieto consultor norteamericano habló con WineSur sobre los proyectos que está desarrollando con socios mendocinos en Armenia.

¿En qué anda Paul Hobbs estos días? Ciertamente dedicándose a las empresas que asesora pero también a su hobby predilecto, compra venta de propiedades y a la caza de nuevas zonas para cultivar las mejores variedades.

Este flying winemaker newyorkino es, podríamos decir, algo parecido a un arqueólogo del vino. Entre sus planes tiene una propuesta de desarrollar un proyecto vitivinícola par el empresario argentino Eduardo Eurnekian en la región de Finger Lakes en Nueva York por 10 millones de dólares. A su vez está iniciando un proyecto propio para vinos de alta gama, junto al ingeniero mendocino Carlos  Tizio en Armenia, región que atrae a unos cuantos inversores en estos días. Eurnekian tiene un proyecto en Armenia a gran escala, asesorado por Michel Rolland.

Hobbs explica que el material de vid que se encuentra allá es muy rudimentario, pero llevando clones de Argentina, Francia y California, se creará un viñedo de alta gama en una de las regiones del vino más antiguas del mundo. “Excavaciones arqueológicas recientes hallaron en Armenia la bodega más antigua del mundo de 6.500 años de edad”, se emociona. Es la historia de Armenia lo que le fascina. La desventaja de la región es la falta de mano de obra calificada y de infraestructura para proyectos de envergadura. “Nunca será una gran región, pero algunas áreas son increíbles. Pasa como en Mendoza, siempre hay gemas, áreas nuevas para descubrir. Ahora estoy trabajando con algunas en Valle de Uco, en la parte más altas, áreas casi marginales para algunas variedades pero no puedo contar mucho porque estamos en un desarrollo bastante inicial”, confía.

-¿Todavía se está en estadios iniciales de la vitivinicultura? ¿Hay mucho más para descubrir?

Sin duda, incluso en Napa. No habrá grandes descubrimientos pero hay mucho refinamiento por realizar. Uno puede encontrar un terroir específico para una variedad específica aquí, estas son las pequeñas gemas.

-¿Hacia allá va el negocio? ¿A encontrar esos lugares especiales porque la obra gruesa está hecha?

Creo que no soy el único, el refinamiento, el entendimiento de cómo trabajar en los distintos lugares está muy activo entre mis colegas los enólogos y agrónomos. Y esa es una de las cosas que me gusta de Argentina, que es un lugar muy dinámico. No quiero comparar con chile, pero allá el pensamiento es más corporativo, más orientado al negocio. Aquí existe una cultura y una gran pasión por el vino. Cada vez que vengo me siento energizado; siento que hay mucha gente que tiene ese “hambre” por lo nuevo, por descubrir y aprender. Me encanta juntarme con José Galante y ver cómo brillan sus ojos cuando abre su set experimental. Veo esa pasión en jóvenes y no tan jóvenes también. Es curioso, porque aquí hay mucha inestabilidad, muchos “ups and downs”, todo mundo busca estabilidad y seguridad, pero a mí me encanta Argentina.

-¿Cómo califica los vinos de la añada 2012? ¿Qué se puede esperar de ellos?

En primer lugar fue un año de bajos rendimientos especialmente en Malbec, fue un año muy caluroso, un clima muy por debajo del ideal, la cosecha en sí misma no fue muy buena. Pero el hecho de que Argentina es un país con larga tradición vitivinícola, con cultura en viñedo y buenas prácticas enológicas, el desafío de este año fue bien manejado y exitosamente superado. La variabilidad de las cosechas no se ha disminuido a cero, pero hoy es una parte pequeña de la ecuación. Por esto me animo a arriesgar que los vinos 2012 serán superiores a los de 2011, y mejores aún que los de 2010.

Si bien aún muchos tintos están haciendo la fermentación maloláctica, es temprano para decir todo sobre ellos, pero me atrevo a asegurar que lo que parecía que no iba a tomar el mejor camino, terminará siendo excelente.

– Si quiera hacer un gran vino este año ¿con qué haría el blend?

Cabernet y Malbec. El Cabernet ha resultado magnífico. En mi mente esperaba que fuera una cosecha mejor para los tintos de zonas más frescas, como La Consulta; no he podido responder porqué, pero los vinos de Luján de Cuyo son más opulentos, complejos y frescos que los de zonas más frescas o elevadas.

Linkedin Google Yahoo! Delicius
Send to a friend
   

Tags: , ,

- Deje su comentario


Deje su comentario

Admin tools: Edit this entry.